Inicio chamanismo La historia del chamanismo

La historia del chamanismo

1721
0
la historia del chamanismo

Un recorrido por la historia del chamanismo

Está considerado como una de las primeras manifestaciones espirituales del ser humano. Tan antiguo como la humanidad, aparece en todas las latitudes del planeta. Los chamanes son hombres y mujeres que viven en armonía con la Tierra, a la que aman y honran mediante cantos, bailes, sonido de tambores o a través de la contemplación, para resolver conflictos sociales, preservando el empoderamiento y el bienestar de ellos mismos y de los miembros de su comunidad. Siempre desde la perspectiva de la magia interior.

El Chamanismo es la práctica espiritual más antigua que ha sobrevivido hasta nuestro tiempo. Precede a la escritura y a todas las religiones, encontrándose su rastro en los cinco continentes. Proporciona una visión muy especial del mundo y otorga a la persona que lo ejerce una mejor conexión con la totalidad de sí misma, incluyendo su entorno, su ecosistema.

Pero más allá de esto, se trata de un sistema trascendente y muy práctico que pone a quien lo ejecuta en contacto con todos los niveles de la creación, tanto en lo que se considera realidad ordinaria como en otro plano de realidad trascendente o no ordinaria.

Chamanismo y espíritus ayudantes

la historia del chamanismo

Los espíritus le aconsejarán al chamán cómo resolver los problemas de su comunidad o de alguno de sus miembros, tanto en el plano físico, como en el emocional o psicológico.

Otra característica común es la capacidad de curar con ayuda de aliados espirituales que intervienen revelando las causas de la crisis y cómo se debe actuar para remediar los males físicos o espirituales.

El protagonista es el chamán sanador, pero también se precisa la participación de la persona atendida y los colaboradores del ritual cuando los hay. Pero el chamanismo es más que una aportación prehistórica a las técnicas de éxtasis o la curación de enfermedades.

Proporciona una visión del mundo realmente alternativa y fascinante, permitiendo una mejor comprensión del llamado pensamiento analógico, de forma similar a cómo la ciencia utiliza el pensamiento lógico.

Tradicionalmente enfrentado con la Ciencia desde que en Occidente se implanta su lógica y sus métodos como única vía para el conocimiento, sin embargo en el siglo XX sus caminos llegan a cruzarse con la aparición de la Física Cuántica.

Sorprendentemente sus postulados presentan una nueva realidad intangible en la que todo está conectado, existiendo mundos paralelos superpuestos donde ya no sirven las reglas de nuestra realidad tridimensional, superando las limitaciones de tiempo y espacio que determinan nuestras existencias.

De este modo modernidad y tradición ancestral caminan ya de la mano.

Se podría considerar al chamanismo como la sabiduría espiritual universal inherente a todas las tradiciones antiguas que perviven todavía en algunas culturas indígenas.  Hoy en día, cuando nuestra inconsciencia e irresponsabilidad está provocando el esquilmamiento de la tierra y su agotamiento como hábitat para la humanidad y el resto de seres vivos, cada vez más miradas se dirigen hacia estos pueblos considerados marginales y retrasados desde una óptica mercantilista.

Su armónica forma de convivir con el medioambiente y gestionar los recursos naturales, consecuencia de una percepción espiritual unificada que les permite sentirse parte integral del mundo que los rodea, hace que, cada vez más, científicos y pensadores de Occidente tengan más en cuenta sus valores y formas de vida sostenibles.

Se ha despertado en las últimas décadas un gran interés por sus métodos arcaicos, lo que ha dado lugar a falsas atribuciones o a prácticas ajenas a cualquier tradición.

Mientras por otro lado encontramos el intento de combinar los contenidos de diversas culturas chamánicas supervivientes para crear una síntesis unificada que tiene la ventaja de integrar a las principales y el inconveniente de no pertenecer en realidad a ninguna.

Es el llamado Chamanismo Transcultural o CORE-Chamanismo, convirtiéndose en un método adaptado a los occidentales para conectar con el nivel más profundo del subconsciente humano.

[sp_easyaccordion id=”231″]

Chamanismo – las voces de los ancestros humanos

Y es que aunque nos empeñemos en negarlo, todos somos hijos de la misma Tierra y estamos conectados por nuestra condición de humanidad.

Los pueblos indígenas son nuestras más antiguas identidades, las voces de los ancestros humanos. Ellos todavía integran las estructuras míticas en su vida diaria, tanto en el arte, como la música o los rituales, para facilitar los cambios evolutivos, las sanaciones ante las crisis o las transiciones por los diferentes estadios de la vida.

Cada una tiene sus propios cantos, bailes o relatos que, en este mundo globalizado están ahora a disposición de todos.

Lo mismo que los arquetipos o modelos de comportamiento humano que están implícitos en sus estructuras míticas.

Actualmente se localiza el chamanismo en geografías alejadas, difusas y casi marginales del mundo civilizado.

Entre grupos que viven en estrecha relación con la naturaleza, mientras las civilizaciones más tecnificadas y urbanas apenas reflejan vestigios de estas antiguas prácticas en el folclore rural.

Sin embargo todavía es posible encontrar su rastro vivo en los cinco continentes: En la Europa del norte, cercana al Círculo Polar (Samis, Siberianos), en las tres Américas (Inuits, Cherokees, Mazatecos, Haitianos, Dominicanos, Yanomanis), en amplias zonas de África (los Zulúes, Swazi, Xhosa o Ndebele del sur, el chamanismo Bwiti en el centro, los Yoruba en el oeste o los Bosquimanos del sur) en rincones apartados de Asia (Buriata en Asia Central, Mongolia, pero también Corea, Tailandia, Japón, China o el Tíbet) y entre los pueblos aborígenes de toda Oceanía.

Pero resulta extremadamente difícil integrarse en estas comunidades tradicionales y,además,tenemos en contra nuestra cientifista percepción de lo existente, despojada de toda conexión espiritual con el medio que nos cobija y de cualquier visión holística.

Eso hace imposible que podamos actuar ahora como lo hacían los chamanes del pasado, quienes además eran elegidos por los espíritus y no consecuencia de una elección personal.

Sin embargo el chamanismo, siempre relacionado con el servicio a los individuos y a la comunidad, hoy puede seguir resultando útil.

Nos enseña que, siendo personas modernas, podemos mantener el contacto con la sacralidad y acceder al asombroso mundo de los espíritus ancestrales, quienes contribuyen a nuestra evolución. Aunque el mundo exterior se haya revolucionado, el mundo interno del chamán permanece inmutable y todavía puede mostrarnos que el universo es mucho más grande y luminoso de lo que pensábamos.

El Chamanismo es una forma de vida.

El arte de vivir en armonía con la creación.

Un sistema trascendente que pone a quien lo practica en contacto con cada uno de los niveles del universo, tanto dentro como fuera de lo que se admite como realidad.

Siempre tiene un propósito que resulta motivador e inspira su acción.

Es extremadamente práctico y su pragmatismo está ligado a la verdad, la naturaleza y el conocimiento.

Por eso no puede ser explicado, ha de ser experimentado. Y si, a pesar de todo, sobrevive es porque funciona.

Fuentes:

yamasky.es

El corazón del chamanismo

Más artículos interesantes:

[pt_view id=”ade6915fly”]

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí